Safe Teen Driver: Una extraordinaria historia de perdón

En 1998, la esposa y una hija de Bruce Murakami fueron víctimas de un fatal accidente de auto causado por un jovencito. Justin Cabezas, el causante, se encontraba regateando en la vía principal con otro adolescente, cuando impactó el vehículo de la familia Murakami, dejando a un hombre viudo y a dos hijos huérfanos. El joven tenía apenas 19 años cuando su mundo, el de su familia y el de los Murakami se vino abajo. A Justin le esperaban 30 años de cárcel en la flor de su vida. Aunque la historia parece ser, lamento decir, común, lo que sucedió después es lo que la hace extraordinaria.

Durante el juicio, Bruce comprendió que ese muchacho podía ser su hijo. Simplemente, tomó una mala decisión, algo que le podía pasar a cualquiera. Bruce y Justin llegaron a un acuerdo tras reunirse a solas. Aprobado por la corte, el joven no iría a prisión, en vez de eso, iría a las escuelas del país contando su historia junto con el señor Murakami, en un intento por impactar más a la juventud acerca de las carreras clandestinas. La historia es mucho más larga e inspiradora, tanto que el canal Hallmark en el 2007 hizo una película llamada Crossroads: A Story of Forgiveness, donde se cuenta lo sucedido.

Actualmente, lo que empezó como una tragedia se ha convertido en una campaña a nivel de todo Estados Unidos. En la página web del movimiento se llama Safe Teen Driver y allí se puede encontrar toda la historia del accidente desde ambos puntos de vista.

El señor Murakami dijo en un momento dado que no quería ser otra víctima más del accidente. Reconoció el poder del perdón.


No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...