Brenda, Ye-eun y La Forma de Vestir del Verdadero Cristiano

Era la primera ves que Brenda volaba en avión, y que primera ves!

Salió temprano de su casa para tomar el avión que después de algunas escalas la llevaría directo a California. Una vez en California abordaría otra nave con la cual cruzaría el pacifico hasta llegar a Seul. Todo estaba planificado. Su pastor la había preparado en el arte de predicar de Cristo y había hecho los contactos con las misiones coreanas para que la recogieran en el aeropuerto.

El viaje fue agotador. Al tomar el avión en California compartió con sus compañeros de asiento. Una madre y su niña de 3 años que regresaban a Corea después de visitar algunos familiares en San Diego. El cansancio venció la excitación así que durmió casi todo el trayecto. Despertó asustada cuando la niña coreana se apoyo sobre sus piernas para divisar a Seul desde la ventana del avión.

Al salir del aeropuerto vió a un señor flaco con un cartel que decía su nombre. Se dirigió hacia el y corroboró que su nombre fuera Ling Kwang. El hermano Kwang la llevaría hasta su destino final, la ciudad de Wonju.

Una cultura diferente, un idioma distinto! Era la experiencia que Brenda había estado deseando toda su vida. Allí estaba para compartir a Jesús con los hermanos coreanos, aunque su tarea secundaria era enseñar español a jóvenes universitarios.

Descansó por dos días. Luego conoció a sus alumnos. Comenzaría con tres personas. Una joven de 19 años que estudiaba literatura, y dos muchachos estudiantes de informática.
Comenzó la enseñanza para quedar sorprendida ante la voraz actitud de los estudiantes que dedicaban horas al aprendizaje del nuevo idioma. Progresaban velozmente!

Aunque era satisfactorio el resultado, Brenda sabia que su encomienda principal no era el español. Había dado la vuelta al mundo para enseñar de Cristo, así que comenzó a hablarles a sus alumnos acerca de Jesús. Ji-Jun y Woo-jin los estudiantes de informática, no mostraron interés en el tópico marginal. Sin embargo Brenda vió en el brillo de los ojos orientales de Ye-eun una fascinación por el tema del maestro. Así que dedicó mas esfuerzo en la joven.

Al cabo de dos meses Ye-eun le expresó a la misionera su deseo de conocer más de Jesús. Incluso le hablo de sus planes de bautizarse. Brenda estaba emocionada. Luchó para no dejar escapar sus lágrimas ante tal noticia!

Acordaron escoger otro espacio para estudiar la Biblia. Poco a poco la misionera le fue enseñando la doctrina a la joven estudiante.

La joven coreana parecía disfrutar del estudio. Dedicaba horas a leer su biblia y bombardeaba la sección con decenas de preguntas una tras otra. Al tocar el tema sobre el comportamiento y la disciplina cristiana, Brenda le recordó a la estudiante que un verdadero seguidor de Jesús debe andar como el anduvo. Debe vestir como un cristiano, debe abstenerse de usar adornos exteriores y dedicar su vida enteramente a Jesús. “Debíamos ser diferente al mundo”, le decía Brenda. “No debemos mezclarnos con el mundo. Nuestra ropa debe ser diferente a la del mundo para que las personas vean que somos diferentes”.

Ese último día Brenda vio algo diferente en el rostro de la joven. “Le habrá disgustado lo de la ropa”, se pregunto la maestra. “hay que decir la verdad bíblica a la gente”, pensó para si la misionera.

La sección de la clase de español se aproximaba a su fin, así que Brenda quiso hablarle a la estudiante acerca del bautismo.

El próximo día de estudio Ye-eun llegó temprano. Brenda comenzó su estudio sobre el bautismo cuando fue interrumpida por la joven coreana.
“Brenda” le dijo con pronunciación casi perfecta. “Estos últimos días me he dedicado a leer todos los evangelios. Leí los cuatro en dos ocasiones diferentes y no encontré ningún lugar en donde Jesús hablara sobre la forma de vestir de sus seguidores”. ¿Quizás sea un asunto de la traducción al coreano. Me puedes mostrar el lugar en tu Biblia en español?
“Además he reflexionado con respecto a lo que me dijiste de que debemos vestir diferente al mundo ¿Dónde compras tu ropa, en una tienda de ropa para cristianos? ¿Qué haré yo si aquí en Wonju no hay de esas tiendas?

Brenda quedó fría. No tenía una respuesta para la primera pregunta pero tenía clara la segunda. “No hay una tienda de ropa cristiana”, le dijo a Ye-eun. “Mi ropa la compro donde todo el “mundo” la compra”. “Con respecto a la Biblia, creo que no es un asunto de traducción. Realmente no hay un lugar en donde Jesús dijera eso”, dijo la maestra avergonzada.
¿Entonces porque lo mencionaste como un requisito para ser discípulo de Jesús?, interrogó la joven.

 Brenda  “toreo” magistralmente la pregunta sin dar una respuesta satisfactoria, e introdujo el tema del bautismo. ¿Qué crees si te bautizas este miércoles en la iglesia?

Ye-eun la miró con quietud oriental y le dijo: “Quiero ser una buena cristiana. Quiero seguir a Jesús y solo a el. No estoy segura de que tú lo estés haciendo. Así que prefiero esperar hasta que entienda el tema del estilo de vida del cristiano.”

Ye-eun no se matriculó en la próxima sección de la clase de español. Ji-Jun y Woo-jin si regresaron y trajeron a dos jóvenes mas. 

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Nosotros tenemos que brillar en un mundo lleno de pecado, no podemos ser igual al mundo. Tenemos que dejar huellas diferentes a las que dejan los que no conocen la verdad. Cristo se hizo hombre, pero no participo de sus costumbres y debilidades. El vino a mostrar como debe vivir y hablar un cristiano verdadero, sin esconder la Verdad ni aquellas cosas que, aunque El no las haya dicho, por instinto, sabemos que no son correctas ni son agradables a Dios. A Dios tenemos que darle lo mejor siempre, porque a El le debemos reverencia, temor y respeto. Es mi humilde opinion. Dios les bendiga siempre. Les apreciamos mucho.

Anónimo dijo...

No es mi intención debatir, quiero dar otra perspectiva al primer comentario. Creo q compartir diversas opiniones enriquece y creo en su humildad/sinceridad. Espero crea en la mía.
1Mundo lleno de pecado- Todos somos pecadores, aun sin pecar (Mas encerró la Escritura todo bajo pecado, pa q la promesa fuese dada á los creyentes por la fe d Jesucristo Gal 3:22) Dios amó al MUNDO y dio a Jesús (Jn 3:16). Jesús no dijo al mundo y a los míos, fue absoluto. Para muchos el campo presentado en la parábola del trigo y cizaña representa una congregación y le ha servido para autodenominarse trigo. Esta idea logra desenfocar el propósito del relato bíblico en el q el campo representa al MUNDO (Mat 13:38). Es en el mundo donde crece el trigo y la cizaña. Hacer división entorpece la misión de “predicar a todo el mundo”, pq ¿quién siente compromiso con alguien al q se le clasificó de antemano como cizaña? Amar al mundo es amar al prójimo, el segundo gran mandamiento. Esto sin usar la libertad pa beneficio d la carne. La parábola es una herramienta pa comprender un conflicto y no pa segregar.
2La verdad-Jesús es el único q se proclama la Verdad. Hablas d él, hablas verdad. La Verdad es un ser, lo demás son hechos, especulación e interpretación, así no se sujeta a nuestras experiencias y opiniones. “La promesa es dada al cristiano por confiar en Jesús” (Gal 3:22) La confianza hace la diferencia.
3No participó de sus costumbres y debilidades- Cierto, no participó d la acepción d personas del judaísmo farisaico (obra de carne) y, aun en su debilidad, no se alejó del Padre, ni pasó la copa.
4Instinto- El instinto no es compatible con un culto racional (Rom 12:1) Instinto es una conducta innata y no aprendida q se transmite genéticamente / sin q se tenga conciencia d la razón a la q obedece. Al contrario, aprendemos de Dios, nuestra genética está dañada y la conciencia d la razón debe estar presente en nuestros actos pa evitar herirnos o herir a otros. Engañosas son las corazonadas.
5Darle lo mejor siempre- Sí, damos nuestra confianza (fe) y nuestras cargas (Psa55:22, Mat 11:28:30) Lo bueno en el ser humano proviene de Dios, por ejemplo, el amor, gozo, paz, benignidad…son componentes d la obra del Espíritu, no nuestras. El relato del diluvio resalta q el motivo del mismo fue “q todo designio d los pensamientos del corazón d ellos era d continuo solamente el mal (carne o concupiscencia)” (Gen 6:5). Noé igual tenía concupiscencia, la DIFERENCIA o la HUELLA q dejó fue q le creyó a Dios

Anónimo dijo...

Continuacion...
6Reverencia, temor y respeto- Las tres deben estar presentes en nuestra vida, todas redundan en reconocer el valor de algo o alguien. Cómo no reconocer en gratitud el amor de Dios en Jesús para con nosotros. Por último, creo q la historia del blog apela a no actuar bajo apariencias, dejar las “tradiciones de hombres” a un lado y presentarlo sin añadiduras. “Sepulcros blanqueados” pueden surgir sin esto. La parábola del árbol y sus frutos exhorta no poner los ojos en hojas, tallo o tamaño pa no ser llevarnos sorpresas. Mas bien esperar a su fruto pa conocerlo. En cuanto a la vestimenta, Jesús reclamó acerca d Juan: Mas ¿qué salisteis a ver? ¿un hombre cubierto d delicados vestidos? He aquí, los q traen vestidos delicados, en las casas d los reyes están (Mat 11:7) Las gentes esteriotipaban a los enviados con una vestimenta en particular, mas Cristo intentó desviar la atención d la multitud hacía el propósito de Juan. ¿Acaso Juan no respetaba, reverenciaba y temía a Dios? Qué de Cornelio, no era judío y se arrodilló ante Pedro como era usual en su práctica pagana. De él se dijo: Pío y temeroso de Dios con toda su casa…y oraba á Dios siempre (He 10:2) ¿Qué diríamos si vemos alguien arrodillarse ante otro o se viste deferente? Pedro aprendió q” Dios no hace acepción de personas” (He 10:34)
Gracias por su atención

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...