¿Te Sientes Vacío?

Aquí estoy. Escondiéndome de ti en los antros oscuros de la vida. Tratando a dos manos de sacarte de mi mente. Forzando el recuerdo al exilio. Extrayendo memorias del pasado para torturarlas hasta su exterminio.

Me visto de alegría pero, no logro combinar los colores de mi ropa con el gris azul de mi rostro, como si encarnara a partir de la tinta de Lope de Vega.

Intento cerrar mis oídos al recuerdo de tu voz, y a la voz de tu recuerdo, pero necesito mis dedos para tapar el sol y así pensar que no piensas en mi cada segundo.

Veo el vapor de mis sueños convertirse en solidas rocas que obstaculizan mis pasos.  Y a veces me escondo tras ellas, y me sirven de excusa para explicar porque aun no he llegado. Otras veces veo las rocas mirándome y llamándome tonto, y me cantan una canción cirquera que no me produce gracia, porque habla de lo escupido que he sido al soñar tal cosa.  Y viene a mi mente la realidad de que contigo mis sueños trabajan para mí.

Veo el tiempo pasar por mi piel esperando descubrir la pócima milagrosa que satisfaga mi hipótesis de que puedo vivir sin tu presencia a mi lado. Pero no me vale mi alquimia.
Vuelo por la vida como murciélago, a oscuras, confiando solo en mi instinto que me dice: continua. Pero me alcanza la luz de tu rostro que insiste en decirme: “Dura cosa te es dar coces contra el aguijón.”

Jesús estará buscándote hasta el último aliento de tu vida. Puede que tú lo rechaces y busques tu propio futuro. Si es así prepárate para tener un Dios amante que durante toda tu vida continuará luchando para conquistarte.

Tienes dos opciones: continuar diciéndole no, o simplemente dejarte conquistar por el.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...