Justificación Por La Fe "FOR DUMMIES"


Tu Duda es:
La Respuesta es:
Versículo
¿Cual es el Problema?
Los seres humanos por naturaleza estamos lejos de la presencia de Dios.
(Lee Romanos 9: 9-13)
Romanos 3:22-23: “Porque no hay diferencia, por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,”.
Y, ¿Cómo resolvemos ese problema?
Nosotros no somos los que buscamos a Dios, El se ha acercado a rescatarnos a nosotros. (Lee Ex 3:18, Juan 3:16)
Romanos 5:10: “Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida”.
¿Cuánto tenemos que pagar para ser salvos?
Dios en su misericordia vio que el ser humano no podría jamás pagar la deuda del pecado. Así que decidió regalar la salvación por gracia a través de su enviado. Cristo Jesús pagó la deuda completamente. (Lee también Gálatas 2:15)
Romanos 3:24: “…siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús”.
Romanos 3:28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”
¿Es más fácil salvarse que perderse?
Correcto. Si decimos que perderse es más fácil, entonces decimos que Jesús hizo un trabajo ineficiente en la Cruz. ¿Cuál es más poderoso, el pecado o la gracia? Pablo dijo: "cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia”. La Sobre abundancia de la gracia garantiza un camino seguro a la salvación. Para perderse hay que resistir el llamado de Dios, para salvarse solo tienes que dejarte conquistar por el Espíritu.
(Lee también Rom 5:20,21, Rom 2:4).
Correcto. Mateo 11:28-30: Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, que yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí,... porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga”.
¿Cuál es mi responsabilidad en la salvación, convencerme de que soy pecador?
Bueno, esa parte le toca a Dios. Su Santo Espíritu se encarga de convencerte de pecado. El te hará ver que estar en pecado no es saludable para ti.
Juan 16:7: “…si no me fuera, el Consolador no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. 8 Y cuando él venga, convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio.”
¿Cuál es mi responsabilidad entonces, arrepentirme?
Bueno, eso también lo hace Dios en tu corazón. Luego de convencerte que estas en pecado, vas a conocer que quien te convenció es un consolador y no un acusador. Conocerás la bondad y benignidad de Dios. Eso causara en ti el arrepentimiento genuino.
Romanos 2:4 ¿O menosprecias las riquezas de su benignidad, paciencia y longanimidad, ignorando que su benignidad te guía al arrepentimiento?”
¿Entonces imagino que lo único que necesito es tener Fe?
Si eso es cierto. Pero no te olvides que la fe es también dada por Dios. No es algo que tu produces. Dios pone la fe en nosotros. Nuestro trabajo es conocerlo, amarlo y permanecer en el, y así dejar que sus maravillas nos aumente la fe.
Romanos 12: ”…conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno.”
Efesios 2:8 “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios;
¿Eso significa que lo único que tengo que hacer es darle mi vida a Dios?
Correcto. Pero una vez más entiende que aun tu vida es un regalo de parte de Dios. La paga del pecado es muerte (Rom 6:23), estas vivo porque Dios te perdona y te da la vida, por medio del sacrificio de Jesús.
Efesios 2:1: “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados”
Juan 10:10: “…yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”.

Bien. He entendido todo eso. Pero al menos tengo que hacer buenas obras ¿Verdad?
Realmente Dios no ha puesto como condición el hacer buenas obras para ganar la salvación. Solo piensa, ¿que obra pudieras hacer para ganar algo tan valioso como la salvación eterna? Realmente no hay nada sobre la tierra que puedas hacer para ganártela con tu propio esfuerzo. Por eso Dios decidió regalártela.
Romanos 3:28: “Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley.”
Efesios 2:8-9: “Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; 9 no por obras, para que nadie se gloríe.”
¿No tengo que hacer obras buenas entonces?
Las buenas obras son un resultado de que ya eres salvo. No son un requisito para ser salvo. No se usan para llegar, demuestran que llegaste. Esas obras las prepara Dios. Una vez tu corazón le pertenece, el te guía hacia aquellos que tienen necesidad para que tu los ayudes.
Efesios 2:10: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.”
¿Entonces no vale la pena hacer obras, si ya estoy salvo?
Las obras son necesarias, pero no para tu propia salvación. Son importantes para la salvación de tu prójimo. Por tus obras otros pueden llegar a conocer la Gracia de Jesús. Las obras son el resultado natural de una Fe poderosa. Tus obras convencen a tu prójimo de que tienes Fe. Se obra cuando se es salvo, no se obra para ser salvo.
Santiago 2:15: “Y si un hermano o una hermana están desnudos, y tienen necesidad del mantenimiento de cada día, 16 y alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, pero no les dais las cosas que son necesarias para el cuerpo, ¿de qué aprovecha? 17 Así también la fe, si no tiene
obras, es muerta en sí misma.”
¿Si soy salvo, entonces puedo hacer lo que yo quiera?
Correcto. Pero entiende que si estas en Cristo, de seguro lo que te venga a la mente para hacer será el mismo deseo de Dios. Al experimentar la salvación, dejaras de vivir tu, y Jesús vivirá en ti. Por lo tanto tu yo estará en control de Dios. Entonces vivirás en pleno éxito.
Gálatas 2:20: “20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y
ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”.
Pero entonces, ¿todo lo hace Dios?, ¿Cuál es mi parte?
Dios te miro y quiso salvarte. ¿Por qué?, porque es un Dios de amor. Eso se conoce como “Gracia”. No merecemos ser perdonados pero, Dios lo hace porque nos ama. Tu parte es aceptar el plan de rescate que Dios preparo. En Jesús eres salvo. Deja de resistirte a la salvación que el te ofrece. Lejos de Jesús vas poco a poco acercándote a tu muerte eterna. En Jesús tendrás vida eterna.
Efesios 2:4: . 4 Pero Dios, que es rico en misericordia, por su gran amor con que nos amó, 5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos), 6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los lugares celestiales con Cristo Jesús,

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanto. Me hace pensar que el Padre solo quiere q tengamos confianza (o fe) en la gestion de su Hijo para lograr sacarnos de la desesperanza q arropa al mundo.
Cuando Juan predico "ARREPENTIOS", pedia que entendiencen la necesidad q tenian de Aquel q vendria despues de el. Solo si estamos concientes de lo enfermos que estamos vamos a ir al medico y, de la misma forma, solo si sabemos lo incapaces q somos de hacer lo bueno constantemente, iriamos a Cristo para q el Padre vea confiamos en su plan y q lo aceptamos.
Por esto "si CREES (o confias) seras salvo". Vean el ladron en la cruz.

Anónimo dijo...

Continuación...
Recordemos q salvación no es lo mismo q ser levantados en su segunda venida, es conocer y vivir al lado de Dios. El levantamiento es parte pero no el todo. Es por eso q no podemos actuar bien o mal con el fin de ser levantados y huir de la muerte, vivimos con la actitud de q contamos con El todos los días y después nos comportamos como si lo hubiésemos encontrado. Esto no nos asegura no pecar, pq somos pecadores, pero si minimiza los riesgos y así somos transformados conforme andamos hasta el encuentro cara a cara.
En este proceso no es cómodo utilizar la libertad q Cristo nos da para beneficio de la carne, mas bien es una libertad con propósito, "Amar a Dios sobretodo y a tu prójimo como a ti mismo" Santiago 1:27 dijo: La religión pura y sin mácula delante de Dios y Padre es esta: Visitar los huérfanos y las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha de este mundo.
Poner los ojos en nosotros y no en Dios, solo nos ensimisma y no seremos capaces de ver la necesidad a nuestro alrededor. Necesidad q no discrimina si compartes o no la misma religión, raza o clase social.

Galvin Misael dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...