A Mi Amigo Rubén Ríos

La muerte es tan ausente de nosotros que aun la mente la resiste. Al enterarse ella de la muerte de mi buen amigo Rubén, ha hurgado profundo en mis recuerdos, trayéndome al vuelo los tantos momentos gratos que viví junto a él, manteniéndolo vivo en mi memoria.

¡La muerte es tan ridícula al tratar de obligarnos! Quiere a la fuerza destruir las experiencias borrando las evidencias. Pero se olvida que los momentos vividos se escriben en la memoria del tiempo. Y sobre eso no hay evidencias que borrar. Guardamos con selo las llaves que dan acceso a ellos. Es así como guardo algunas conversaciones privadas con Rubén. En ellas me enseñó la diferencia entre predicar sobre la plataforma de una iglesia y predicar sobre los pies.

¡La muerte es insensible! Trata las perlas como trata la concha. Quizás porque la perla siempre vivió una vida anónima. Rubén era sencillo. Simple pero profundo. Como lo demostró esa vez que llegué a su casa furioso porque alguien me había dicho de una injusticia que le habían hecho y Ruben había participado. Lo abordé visiblemente molesto. Descargué mi coraje y el escucho pacientemente. Al terminar me dijo algo que cambio mi estilo ministerial: “Antes de emitir un juicio, escucha primero la opinión de las dos partes”. Luego de escucharlo me di cuenta que había duplicado el error al concluir erróneamente sobre el caso, y al no indagar antes de hablar. Me convenció de mis errores y luego me trato con ternura. Así era Rubén.

¡La muerte es arbitraria! Se introduce sin diplomacia y ejecuta. Rubén siempre fue un artesano de la palabra. Su ternura persuadía, pero también su sabiduría lo hacia. Con solo unos días de haber llegado a la iglesia, y teniendo una pocas referencias sobre mi, me pidió que dirigiera los jóvenes. Me negué rotundamente, me persuadió inteligentemente. Así que acepte. Así era Rubén.

¡La muerte no da tiempo! No se detiene a escuchar razones ni motivos, cuando decide corta, cuando quiere desamarra. Me encontré a Rubén en la calle en uno de esos días cualquiera bajo el sol de Lares. Yo estaba profundamente triste. Me sentía traicionado por algunos amigos muy, muy cercanos. Tomó de su tiempo para escuchar mi letanía. Al final me dió el mas hermoso consejo sobre el perdón. Me enseñó como vencer la traición con el perdón. Así era Rubén.

¡La muerte es egoísta! No la apiadan mis lágrimas y mis ruegos, por el contrario, mi dolor es su circo. Mi amigo vivió para darse. Y digo así no porque lo viera haciendo tal cosa, más que eso, yo mismo me alimenté de él. La forma en que vivió su vida es un peso terrible sobre aquellos que lo conocimos. Caminar sobre sus pasos es una tarea ardua. Su vida compromete la nuestra con el altruismo, la intercesión y el verdadero ministerio.

¡La muerte no tiene madre, ni hijos! Trabaja sola, aturde, envenena y asola. En tantos años de osmosis, no recuerdo que me pidiera nada a cambio, excepto ese día cuando lo vi por última vez. Se acercó a mi y mi esposa y nos dijo: Por favor busquen a Josué (su hijo), escríbanle, llámenlo por teléfono, denle seguimiento. ¡Rubén, mi maestro y líder espiritual nos confiaba su propio hijo! Esas palabras suyas son laureles en mi frente.

Con la vida de Rubén he entendido porque no vale la pena vivir para acumular. He visto el resultado de dar y darse. Su muerte es una conclusión incuestionable a favor del verdadero cristianismo. Olvido formulas, ecuaciones, teologías, teoremas, filosofías, y me rindo ante la abrumante evidencia que la vida de Rubén Ríos ha puesto debajo de mi lápiz...

“A las aladas almas de las rosas
del almendro de nata le requiero,
que tenemos que hablar de muchas cosas,
compañero del alma, compañero.”
Fragmento de “Elegía” de Miguel Hernández

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ruben fue ejemplo que dejo ejemplos.Y aunque no es facil vivir con la idea de su ausencia,tenemos la bienaventurada certeza de que le veremos en las nubes en su encuentro con Jesus. Yo estoy de acuerdo con tu descripcion de nuestro amigo Ruben. Y tambien agradecida por todo lo que recibi de El.
Militza

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...