Figueroa Agosto y Sobeida: ¿Absueltos de todos los Cargos?

Mantuvo a casi todo el Caribe insular en vilo. Fue el astro de las espacadas de película. Conocido como el Pablo Escobar del Caribe, José David Figueroa Agosto, un puertorriqueño que articuló un imperio en la capital dominicana y que ya lleva en su espalda una condena de 200 y tantos años por asesinato en Borinquen.

Figueroa Agosto ha sido la materia prima de la prensa desde que el 1999 se escabulló de una cárcel en San Juán, Puerto Rico. De allí mudó sus operaciones a Santo Domingo donde se mezcló con la crema y nata de la alta sociedad dominicana.

El notorio traficante de drogas fué apresado hace unos dias mientras caminaba por las calles a plena luz del dia en la capital puertorriqueña. Las notas de la prensa destacan además el apresamiento de su compañera Sobeida Félix Morel, a quién el primero viéndola entrar en la corte le gritó a la distancia y citamos: “Mami, tranquila. Ya se acabó”.

“Se Acabo”!!!! Al leer las palabras del profugo he pensado ¿cual es el pago del sicariato?

¿Valdrá la pena el corto periodo de excesos, diversión sin límite, sexo, alcohol y drogas. Y luego entonces pulgar una condena que te presione a los límites mismos de la existencia?

No José, no se ha acabado! Ahora comienza la vida real.

Aquellos que viven la vida de realidad alterna que provee el crimen no están viviendo, están caminando sobre senderos de quimeras, protegidos por murallas de adobe. El crimen paga bien, no hay duda de eso, pero es usurero.

¿“Tranquila” Sobeida?, no creo que sea possible. A varios cientos de millas, en Santo Domingo estan sus hijos haciéndose la misma cantidad de preguntas. Llenos de pavor al ver a su madre envuelta en la cabuya del mundo de las drogas. Como madre estará pensando en ellos y en lo distante que esta de volverlos a ver.

Jose y Sobeida, cual Bonnie y Clyde se escurrieron por calles y aduanas, burlando la seguridad de dos paises durante mas de 10 años.

José pasará el resto de su vida en la cárcel, mientras que Sobeida saldrá de ella cuando su vida esté en el ocaso. Afortunadamente hay ministerios en las carceles que de seguro llevaran la palabra de paz a los corazones de estos dos foragidos. Sus penas terrestes no serán perdonadas nunca. 

Sus penas eternas, la droga traficada desde Colombia a Santo Domingo, de éste a San Juán y luego Estados Unidos, los sobornos, las estorciones, las familias destruidas por el flagelo de la droga, las decenas de asecinatos, el envenenamiento de la sociedad, todos esos cargos les son perdonados en Cristo si ellos aceptan el perdón gratuito.

Asi que por medio de Cristo hasta el mayor asesino del mundo viene a ser un hombre justo y bueno.

Acaso no es increíble el poder de la GRACIA. Por ella Figueroa Agosto y Sobeida Félix son absueltos de todos los cargos !!!!!!!!

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...