Invicto

En la belleza de un vientre
Escenario del milagro
En terciopelos de barro
En una cuna caliente
Se fecundó la simiente
De la humanidad cansada
Una flor desventajada
Veía creciendo su panza
Fecundando la esperanza
Del pecador que clamaba

Entre los cuentos amargos
Del pasado sin profeta
perfumando el planeta
El más bello de los nardos
Caminando entre los cardos
Sencillamente anunciado
Empolvaba su calzado
Seleccionando sus doce
Que elevarían sus voces
Con la gracia en su mandado

Pintó de Gloria el camino
Lleno el camino de gloria
Cambio el rumbo de la historia
del anónimo sufrido
Libertando al aflijido
de la enfermedad y el llanto
y aquel que sufría tanto
contempló en el salvación
del pecado, redención
en su voz un nuevo canto

A la flor le dió consuelo
La protegió del tumulto
Los que lanzaban insultos
Dejaron la piedra en suelo
La que sufría entre velos
Por el bochornoso mal
Quiso su manto tocar
Y sintió el poder fluyendo
Ten fe sigue creyendo
Con amor dijo al mirar

En el azul del huerto
Cayó sufrir en la piedra
Vió subir en si la hiedra
Sintió perder el aliento
No me dejes no te siento
Mi pecado lo aturdía
La noche tragaba el día
Se acercaba ya el momento
Un vendedor sin lamento
Al Salvador besaría

Se oyó el lamento del cielo
El padre a su hijo daba
el hijo en la cruz clamaba
su muerte rasgaba el velo
el Salvador sin consuelo
pagaba mis transgresiones
olvidaba mis rebeliones
regalándome su justicia
extirpando así mi malicia
mi voz canta sus canciones

La tumba vacía se halla
La piedra fue removida
La muerte vio la salida
del poderoso en batalla
del que aun al viento calla
quien por la fe hemos visto
por cuya gracia subsisto
Emanuel, mi Salvador
Jesús mi redentor
en toda batalla Invicto.

Cesar B. Tavarez

5 comentarios:

Zaian E. López Ramos dijo...

Me alegra mucho saber que la décima puertorriqueña haya caido en manos de un dominicano que la usa para alabar el nombre de Jesus. Ojala, todos hicieran lo mismo. DTB

Cesar Tavarez dijo...

la voy a cantar con un aguinaldo cagueño

Anónimo dijo...

Ya lo dijo una puertorriquena de Atlanta, la otra noche, debe haber un error, la ciguena se equivoco y dejo a este jibarito de Jayuya en el campo de Santiago. Aunque yo tengo la leve esperanza de que esta boricua mayaguezana lo haya puertorriquenizado. De todas formas lo admiro. Su talento me deslumbra y Glorifico a Dios porque dedica su todo, a su inspiración:Jesús y nada mas.. Te Amo, Militza.

Cesar Tavarez dijo...

Tu eres mi parte puertorriqueña. La parte que amo, el regalo de Dios para mi.

Anónimo dijo...

Bien dicho Cesar!!!
~hamlet~

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...