El destino es poderoso!!

El destino es poderoso. El rige mi vida, decide unilateralmente mi futuro, me encamina sobre los surcos que desea y me obliga a brincar los terrones que aparecen en el camino.
El destino es único, vive sin ley, pues es su propio legislador. Usa el visturí sin mediar diagnostico y me obliga a aguantar sin escuchar mis súplicas.
El destino es majestuoso. Vive en donde no hay vida y muere solo en la imaginación de sus víctimas.
El destino no tiene igual. Camina sobre las alas de la esperanza y las pisotea. Luego se eleva mostrando su galanteo.
El destino es sobre mi y escribe mi futuro.
Así que día a día, temprano en la mañana, antes que despierte el destino, de rodillas, arrebato de su mano el lápiz, para depositarlo sobre la Cruz. Entonces me permito ser una criatura de Cristo, creado para buenas obras, las cuales el maestro prepara (escribe) de antemano para que ande en ellas. Es así como Jesús se torna poderoso, único, majestuoso y sin igual en mi vida. El derriba y amordaza al destino, yo aprovecho y lo piso levantando mi espada sobre él, en el nombre de aquel que lo venció y diseño un futuro brillante para mi. Por eso no creo en el destino.

1 comentario:

Zaian E. López Ramos dijo...

Me encanto lo que escribiste. Simplemente me encanto. Se lo voy a ensenar a alguien que se pasa todo el tiempo hablando de que todo lo que le pasa es por culpa del destino.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...