De la Catrina al Halloween: Culto a la Muerte!

Hace algunos meses vi un documental que presentaba los ritos y ceremonias que realizan en México con motivo del día de la muerte. Les confieso que me sorprendí. Las peregrinaciones, la indumentaria, los disfraces. Mas que un culto o una conmemoración, era una celebración de Pueblo (al menos así lo percibí).

La “fiesta” tiene su día el 2 de noviembre de cada año. Parte de la tradición es ejemplificar la muerte con muñecos fúnebres y carabelas hermoseadas con adornos femeninos.

Según la historia, la celebración se originó mucho antes de la llegada de los españoles. En esos entonces, la diosa Mictecacíhuatl, era reverenciada como la dama y señora de de la muerte. Hoy día Mictecacíhuatl se ha convertido en “La Catrina”, personaje de la cultura popular mexicana que representa la actualidad de la festividad.

Si ignoramos la riqueza de las sociedades precolombinas, podríamos clasificar como barbarie las ceremonias dedicadas a la muerte. Sin embargo mas que escandalizarnos, tomemos unos minutos para evaluar algunos punto de interés.

Al evaluar nuestras tradiciones encontraremos puntos homogéneos con la costumbre mexicana. Por ejemplo, gran parte de América Latina celebra el 1 de Noviembre como el dia de todos los difuntos. Ese día visitamos nuestros cementerios y llevamos flores a los sepulcros de nuestros muertos. Entonces de una forma u otra “adornamos” la muerte, tal como los mexicanos lo hacen. En Brasil este día se conoce como "Dia dos Finados".

En países anglosajones también celebran la muerte. Basta con pasear por los suburbios de cualquier ciudad norteamericana para ver las casas “adornadas” con carabelas, ataudes, criptas, y personajes oscuros. Sí, les hablo del “Halloween”, la versión inglesa/europea del día de la muerte mexicana, que se conmemora el 31 de Octubre (nota la proximidad en el calendario).

¿Porqué tanto interés en la muerte?

Morir es un resultado natural de la vida. El ser humano ve la muerte como algo insalvable, como un túnel oscuro y desconocido pero inevitable. Nos espera a todos.

Al humanizar la muerte y antropomizar su forma, al reír y celebrar con ella nos sentimos aliviados. Es como quien camina por un lugar oscuro y alumbra su sendero para ver que le espera. Es como si quisiéramos hacer las pases con el mundo oscuro que nos aguarda.

Celebrar la muerte con carabelas, huesos, flores en las tumbas, con figuras funestas y espectros macabros, nos suaviza lo desconocido. Nos asocia con aquella con quien pasaremos la eternidad. Es la tragicomedia de la vida.

Sin embargo hay otra manera de aproximarse a la realidad de la muerte. Según la describe Jesús, esta es solo un sueño (Juan 11:11-14). Este sueño fue introducido al mundo por el pecado mismo (Génesis 2:17). Hay una relación estrecha entre estos dos (1 Cor 15:56). Entonces no era ni es parte del balance del gobierno de Dios.

Jesús nació, caminó, sanó, murió y resucitó, eso es un hecho comprobable. Ese hecho elimina nuestro temor por la muerte. Les explico.

Apocalipsis 1:17
…No temas; yo soy el primero y el último; 18 y el que vivo, y estuve
muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las
llaves de la muerte y del Hades.

En las manos de Cristo están las lleves del abismo oscuro. Entonces hay forma de salir de el. Pero en adición, al final de los tiempos la muerte sera destruida:

Apocalipsis 20
14 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte
segunda.

El maestro tiene las llaves de la cárcel, excelente, pero eso no es todo, pretende implotar el recinto y desaparecer el presidio. Eso si es una buena noticia.

Por lo tanto, si conoces a Jesús no tienes que congraciarte con las tinieblas. No tienes que celebrar la muerte en ninguna de sus manifestaciones, sea el 31 de Octubre, el 1ro o 2do de Noviembre. Aquellos que han dormido con la esperanza de resurrección serán levantados del sepulcro. La tumba no sera nuestra morada eterna.

La Unesco declaró patrimonio de la humanidad la celebración de “La Catrina” en México. Culturalmente e históricamente esa fiesta es una joya. Pero debemos entender la esperanza que Dios nos dió en Jesús nuestro señor: La muerte y el sepulcro dejarán de existir.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Como siempre, y como tu seguidora numero 1,me gusto tu escrito y sobre todo lo que fomento es mis pensamientos. La vida: esa joya maravillosa que tememos perder, y que pensamos que poseemos, pero que a la verdad, nos urge comprender que significa verdaderamente. De manera absoluta sabemos: Yo Soy el Camino, la Verdad y la VIDA, dijo Jesús.Seria bonito que cada una de esas fechas en que las culturas terrenales celebran la muerte nosotros celebremos a Jesús: la VIDA. Y de alguna forma lo compartamos con los demás. Si conocemos a la Vida, no tenemos nada incierto a que temer.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...