Ahórcalo Patricia.


Según mi grandota, si existen hormigas “bobas” deben existir las hormigas listas. Su comentario tan “insectelectual” me pareció tan interesante que me puse a pensar en las hormigas. Primero pensé en las hormigas bravas que me picaron mientras cortaba la grama y luego me dio más coraje las pequeñitas que se pasan en la cocina…sí, esas desgraciadas sobrevivientes nucleares, parece que no hay nada que las mate.

Es curioso que llamemos “bobas” a las que no pican o a las que caminan rapidito y bravas a las que muerden y caminan, generalmente, lento. Los científicos se la han pasado tratando de identificar el sistema de comunicación de estas, principalmente cuando en la caravana que hacen para llegar a su objetivo tropiezan entre sí como si se estuvieran saludando. Las hormigas son los seres vivientes con el mejor olfato, es a través de esto que se guían ya que son ciegas, pero no se pueden domesticar así que la policía prefirió los canes. No importa que sean bobas o listas actúan de manera similar. Las hormigas tiene un sistema estructurado sino miren un hormiguero, son tremendos ingenieros/arquitectos. Salomón escribió: mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos, y sé sabio. Veamos.
Las hormigas “bobas” no pican, es decir no hacen daño, entonces ser bobo debe ser algo positivo. Lo contrario sería ser listo (no inteligente) convertirse en hormiga brava y picar, eso no es positivo. Aunque a veces hay que picar para que no lo piquen a uno. Sin embargo una hormiga “boba” no se puede transformar en brava porque sí, y qué hace para vengarse…se reproduce, ataca tu casa y no te da break. Entonces, ¿Quién es la boba? Solo existen las que pican y las que no, en la historia de las hormigas no hay buenas ni malas, son solo hormigas.

Una característica es su solidaridad, casi nunca atacan solas y si una te pica, recuerda buscar bien porque debe haber otra. No todas son la Hormiga Atómica. Así les pasó a unas hormiguitas que querían vengarse de un elefante que mató a una compañera. Las hormigas trazaron un plan para atacar al elefante, se escondieron detrás de una piedra y cuando este pasó se le pegaron a una pata. El elefante se sacudió cayendo todas menos una, esta logró llegar hasta el cuello del animal y las demás hormigas, en solidaridad, le gritaban: Ahórcalo Patricia. Mira la hormiga y sé sabio. Dale cabeza.


Por: Israel Torres

1 comentario:

Israel "El Irra" Torres Vélez dijo...

Gracias por la oportunidad de publicar una de las columnas de
El Salpicón. Estoy a sus órdenes con o sin musa.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...