¿Ciencia o Dios?


Un año es el tiempo que se tarda la Tierra en dar una vuelta alrededor del Sol. Se divide en 4 estaciones: invierno, primavera, verano y otoño. Cada estación se divide en 3 meses para un total de 12 meses en un año. Los meses tienen cerca de 30 días que se derivan del ciclo lunar. Un día es el tiempo que la Tierra tarda en girar sobre su propio eje y consta de 24 horas. Éstas se dividen en 60 minutos, y los minutos en 60 segundos. Según el Sistema Internacional de Unidades (SI), un segundo es igual a 9.192.631.770 períodos de radiación correspondiente a la transición entre los dos niveles hiperfinos del estado fundamental del isótopo 133 del átomo de Cesio (133Cs)*, medidos a cero grados Kelvin (escala de temperatura absoluta). El segundo es la unidad estándar (base) para medir el tiempo en el Sistema Internacional de Medidas. Todo lo dicho anteriormente se rige por una medida tan pequeña como el segundo, que a pesar de tener una definición tan complicada, sabemos lo simple que es.

Pero, ¿qué es una semana? El Diccionario Léxico Hispano la define como una serie de 7 días naturales consecutivos comenzando con el domingo y terminando con el sábado. Por si no lo has notado, a diferencia de los demás periodos de tiempo por los que nos regimos, la semana no tiene una explicación científica. No existe nada, ni un solo argumento de la naturaleza o la ciencia que diga porque una semana tiene 7 días, ni más ni menos. El único lugar que existe donde se explica el origen de la semana es en la Biblia, un libro que resulta muchas veces antagónico con la ciencia. Sorprendentemente, en el primer capítulo de la misma (Génesis 1) se explica claramente porque una semana tiene 7 días: la Creación. Con el primer libro de la Biblia se comprueba su autenticidad y autoridad, y sobre todas las cosas, la existencia de Dios. Incluso los más grandes científicos y pensadores tienen que aceptar que la única explicación para que una semana tenga 7 días, proviene de Dios. Así que busca, investiga, y encontrarás a Dios en cada lugar de la naturaleza que la ciencia se ha empeñado en explicar quitándole su lugar como Creador.

Si quieres ir más allá, investiga la Revolución Francesa. En ese período la semana fue extendida a 10 días. Esto fue un fracaso. Averigua que sucedió.

*Se denominan isótopos a los núcleos atómicos con el mismo número de protones pero con distinto número de neutrones.


Zaian Lopez

1 comentario:

gabby dijo...

la palabra de Dios sutilmente todavia rige nuestras vidas querramoslo o no

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...