Slavoj Žiže me habló de Jesús


Slavoj Žiže es un sociólogo, filosofo, psicoanalista y filólogo natural de Eslovenia, de tradición posmoderna y pos marxista. Sus obras integran el trabajo de Jacques Lacan y el comunismo, y en ellas destaca las tendencias de la cultura popular. Entre sus libros se encontramos: “Órganos sin cuerpo”, “El títere y el enano. El núcleo perverso del cristianismo”, “Amor sin piedad”, “¿Quien dijo totalitarismo?”, Y muchos mas.

Es precisamente en esta ltima de sus obras que Zizek me enseñó algo de Jesús que desconocía. Antes que nada tengo que aceptar que no tenía ni la más mínima idea de quien era este tipo hasta que unos profesores me invitaron a compartir una serie de discusiones sobre democracia que ellos estaban realizando y escogieron la obra de Žiže por que trabajaba el tema del totalitarismo.

Llego el día de la discusión y dado que tenía mucho trabajo de universidad lo que leí del libro no fue mucho, pero esa mañana antes de salir de mi casa le pedí a Dios que me ayudara con la lectura y le dije que me ayudara a encontrarlo allí. Imagínate tu, encontrar a Dios en un libro de filosofía que habla del totalitarismo, el marxismo, el capitalismo, el psicoanálisis, de las nociones de lo simbólico, lo imaginario, lo real y otras tantas cosas; además Slavoj Žiže no es un escritor cristiano ni nada por el estilo, quizás todo lo contrario.

Pero nada de eso es un impedimento para que la revelación divina se manifieste. El quería cumplir mi petición y en ese libro el autor dedica toda una sección al Ágape, que es el amor de Dios y el amor que los Cristianos deben profesar, y en su contexto Žiže desarrolla esta noción de una manera que ni teólogos famosos que cita presentan; y quizás algunos no estén de acuerdo con él, o yo mismo no comparta todas sus ideas, pero quisiera citar algunas cosas que me trastornaron la mente. Contestando a la pregunta ¿Por qué Dios sacrifico a su hijo? Slavoj Žiže dice:

El primer paso para salir de esta apurada situación es rememorar las afirmaciones de Cristo, que quebranta la lógica o mejor dicho suspende la lógica circular de la venganza o el castigo destinados a restablecer la balanza de la justicia. En primer lugar de “ojo por ojo”, se nos dice “al que te abofetee en la mejilla derecha preséntele también la otra”. No se trata aquí, por supuesto de un masoquismo estúpido, ni de la humilde aceptación de la propia humillación, sino del empeño por interrumpir la lógica circular del restablecimiento del equilibrio de la justicia. De acuerdo con ello, el sacrificio de Cristo con su naturaleza paradójica (es la propia persona contra la cual hemos pecado los hombres, cuya confianza hemos traicionado, quien expía nuestros pecados y paga el precio por ellos). Suspende la lógica del pecado, el castigo, de la retribución legal y ética, de ajustar las cuentas y remite exclusivamente a si mismo” (¿Quien dijo totalitarismo? Pág. 64-65) Todo esto lo dice sin ser cristiano que conste. En otro lugar dice: en lugar de pagar por nuestros pecados, Cristo literalmente los borra, los deshace de forma retroactiva por medio del amor” (pág. 68).

Mas adelante encontramos lo siguiente:

“frente a este horizonte pagano, la buena nueva (el Evangelio) es que es posible suspender la carga del pasado, cortar las amarras que los ligan a nuestras acciones del pasado, hacer borrón y cuenta nueva y volver a empezar desde cero” (pag.68). Esto para mi fue como caído del cielo. Cada palabra que Žiže dice sobre el ágape me deja perplejo.

Todo lo que yo conocía comenzó a atarse con esa nueva comprensión, y el “network” del amor de Dios se activó y se complejizó en mi cabeza.

Es increíble la manera en la que este hombre pasa del neocapitalismo liberal al amor de Dios, luego al complejo de Edipo y después al holocausto; simplemente soberbio. Pero lo mas importante es que allí entre líneas hay una semilla que definitivamente de caer en terreno fértil dará buen fruto. Yo no he leído nada más Žiže y a lo mejor en otro libro contradice todas estas posturas, pero por lo menos en esta ocasión, Slavoj Žiže me habló de Jesús.


Gabriel Aleman

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...